Juan Luis Guerra y Vicente García, y las tantas posibilidades de la música dominicana

En un recuento general, el pasado concierto de Juan Luis Guerra y Vicente García nos da una apertura a un discurso más positivo en torno a la música contemporánea dominicana; ambos músicos representan dos puntos de referencia de la evolución de géneros musicales como el Merengue y la Bachata, así como también del diálogo con la diversidad de músicas locales y del Caribe, en sus respectivos estilos de fusión.
Lo que pudimos ver y escuchar el día primero de diciembre fue un concierto que fungió de enlace generacional entre los públicos, pero más allá de la escena, la vinculación de estos dos músicos es una de las claves que nos posibilitaría comprender ciertos transcursos de las músicas y la fusión, mediante una aproximación a los contextos actuales en los cuales se está desplazando la música dominicana.
“Loma de cayenas” es la experiencia concreta de una relación que ya abarca varias etapas, y que en concierto, atinadamente Vicente rememoró al interpretar “Tú” en una versión de Calor Urbano de este clásico de 4-40. De una dinámica primaria de fan a ídolo, hasta tiempos presentes desde la influencia a la colaboración; la palabra clave con la cual empezar a abrirnos a un diálogo más musicológico sería: experimentación.
Desde los diálogos de las músicas locales con estilos de fusión con el pop, jazz, rock, reggae, cumbia, salsa, son, etc., en sus respectivas discografías, así como las tomas en común, Guerra nos refiere a un canon musical, referido por García como una gran influencia, por lo a partir del concierto nos preguntábamos, si podríamos tomar sus trayectorias como un paradigma y a su sinergia como un parámetro para y hacia una mirada más amplia y positiva de la cuestión en un sentido general.
¿Por qué? porque desde la noción de una creación musical contemporánea, Guerra y García también potencian el estatus de la música alternativa en la actualidad, una escena en franca ebullición y de la cual solamente este año 2018 se han dado a conocer más de diez producciones musicales.
Es precisamente desde el proyecto Trending Tropics formado por Vicente y Eduardo Cabra en el cual valoramos una continuidad de esta escena hacia el afianzamiento internacional, con la incorporación de varios featurings con artistas dominicanos en su disco, tales como Riccie Oriach, Acentoh, Frank Báez y las voces de la salve de Villa Mella. Por lo que, antes de que termine este año sale publicado el libro “Una isla es un universo. Bianuario de la Música Alternativa Dominicana”, un primer volumen con más de 60 artículos que relatan la efervescencia de toda esta realidad. Y ¿Por qué? porque la música dominicana es mucha y las posibilidades también.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s