Trending Tropics, en-clave retrofuturo del quilombo digital

Música sin rostro en la época del selfie.

 

Ha salido el disco de Trending Tropics y lo escuchas y vuelves y lo escuchas… y sucede, ya estás dentro, si, dentro de una atmósfera musical y  narrativa que como un loop y un leit motiv te abstraen, pero ¿hacia donde, hacia qué? hacia una dimensión del tiempo en el cual sólo sientes y sabes que estás en una especie de quilombo digital donde el cielo se ve pixelado y los tambores se escuchan electrónicos.

Entre la génesis y aquello de lo apocalíptico, se escucha también toda una filosofía de lo-digital en los trece tracks de la producción, Trending Tropics, proyecto y nombre de lo que nos cuenta las historias de todos nosotros y con todos nosotros, las de dentro y las de fuera de nosotros, los seres de  estos archipiélagos.

Mediante toda obra y concepto se despliegan unas rutas fascinantes, disruptivas, que te llevan por otra geografía cultural a los grandes enclaves del caribe grande, el de las islas y las tierras continentales; en clave de una rítmica afro y electrónica, que comprime ese ADN que late, que no se ve, que sólo se siente; son los ritmos re-conocidos en el pasado: reggae, bachata, merengue, cumbia, dancehall, funk, regetón, con ese “ay” del gozo, la queja, la risa y el llano, ancestral y cibernético.

Es un disco que te entusiasma. Los nombres de una idea: el cantautor Vicente García y el productor Eduardo Cabra (Visitante, Calle 13). De lo cuántico a la materialización contaron con Ana Tijoux, Ziggy Marley, Canalón de Timbiquí, iLé, Ventusta Morla, Riccie Oriach, PJ Sin Suela, Li Saumet, Amayo, Acentoh, La Tortuga China, Frank Baez y Wiso G.

Entre todos los estilos, las formas musicales y los lenguajes de la literatura, la estética, una visión de lo retrofuturista, un trance desde y hacia dentro, una escucha atemporal. Un clásico ya, porque el futuro ya pasó.

“Alabao”, “El futuro ya pasó”, “Silicone Love”, “Elintelné”, “Reasons to fight”, “Otro día en la tierra”, “On fire”, “La enfermedad”, “El síntoma de (ún) músico”, “La muerte de la muerte”, “Dandy del Congo”, “The farm” y “Cyber monday”. Títulos y letras de relatos de esquinas urbanas y esquinas intimas en los altares, con mentiras y verdades, la enfermedad y la cura. Un proyecto musical sin rostro, pero con mucha gente dentro de él, una energía, por lo que se, que seguiremos hablando de esto, escuchándolo en aleatorio y escribiendo más, porque ya se nos hace una escucha común, una comunión de cimarrones contemporáneos que se juntan, piensan, cantan, perrean y sudan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s