“Aquí nadie tiene na”. Chicho Severino y su bachata del realismo

Con frases que duelen directamente en los bolsillos, este bachatero le canta a las penas, pero casi siempre a las penas económicas, a sus deudas y a la esperanza de poder pagarlas.

“Al que le debo que se aguante” su primera producción de 1999, tuvo mucho reconocimiento por el tema de igual título y desde entonces ha grabado varios discos y con varios éxitos como: “Ya pagué”, “Me enlié de nuevo”, “Enfermo del bolsillo”, una especie de saga en la carrera de este bachatero.

Chicho Severino es cantante, compositor y guitarrista, nació en Yamasá, provincia Monte Plata, y toca la guitarra desde la edad de 12 años. Su estilo de bachata está basado en el sonido clásico y se reconoce entre sus influencias como intérprete a Rafelito Encarnación. Sus producciones musicales sobresalen por sus letras, una crónica de sus problemas financieros y reflexiones existenciales.

Su carrera cuenta con una amplia base de trabajo en el interior del país, por donde también se difunde más su música. La manera como interpela al público rural tiene mucho que ver con el realismo con el que refleja la vivencia humilde y el consuelo que da la fe en el trabajo.

Una realidad que canta con un estilo auténticamente popular. Una bachata del desarraigo.

 

Sus frases

“Lo importante es la vida y con vida estoy viviendo”

“Lo malo no es estar vivo y estar pasando trabajo, que lo peor fue haber nacido”

“El dinero no es un santo, pero sí hace milagros”

“Más pa’ lante vive gente y quizás mejores vecinos”

“La vida un día se detiene, aunque usted sea quien sea”.

“El que debe no es que es líoso, si no se niega a pagar”.

“Que Chicho ni Chicho, si lo que tiene es mucho lío”.

“Ya yo puedo salir a la calle, ya yo pagué”.

“¡Gran cosa Chicho!”.

 

Anuncios