Irka Mateo, sanando con la música y la alegría.

La cantante, compositora e investigadora de la música Irka Mateo nos cuenta sobre su viaje espiritual a través de la música afroindígena, de sus influencias musicales y su nuevo disco “Vamo a gozá”. Estuvimos con ella hace poco en el Meet and Greek en el Vinyl Bar de Casa Quién y hablamos de este nuevo disco, de cómo se siente al escucharlo  viajando sin fronteras por las músicas de tantos países.

Irka, escuchando este disco me he acordado de aquel precioso concierto que hace muchos años hiciste aquí y que se llamó “Sur con durci”, siento que todo está conectado, tus investigaciones, tu primer CD “Anacaona” y ahora este segundo disco“Vamo a gozá”. Háblanos de tu trayecto entre esas investigaciones en el sur el por qué grabar esas canciones ahora.  

Precisamente por eso, “Anacaona” fue mi disco de presentación, en ese disco pueden oír, primero que todo de mis influencias caribeñas, bolero, nueva trova, que esta mezcladita entre todas las cosas; luego mi influencia brasileña, y también muestro mi influencia taína en temas como “Anacaona”, “Maboba” y ya luego me voy a la influencia del acordeón y del Liborismo con los temas “Liborio” y “El hombre de la tierra”.

Ese disco fue eso, de donde es que yo vengo. Yo vengo del Caribe, tengo influencias brasileñas, comienzo a internarme más en lo que es la cultura taína y luego me encuentro con Liborio Mateo, representé eso, esa soy yo.

Con vamo a gozá lo que yo hago es que continúo cronológicamente; por ejemplo, en el concierto “Sur con durci” yo presenté “Temprano en la madrugá”, “Cogé y dejá”, “Taínos” que es un congo que ahora traigo con acordeón. Entonces en “Anacaona” yo presento la Mangulina con el acordeón, lo que sucedió fue, que después que yo grabé ese disco, yo seguí yendo al calvario de Liborio, yo tuve esa inspiración por lo que representaba Liborio con la sanación, y de las historias de que él también sanaba bailando con los grupos de acordeón y yo dije ¡eso es lo que quiero hacer en mi próximo disco! Porque yo estoy en una onda muy espiritual y yo quiero seguir sanando a través de la alegría y con el acordeón como historia, entonces por eso es que surge “Vamo a gozá”.

Por eso es que algunas de las canciones ya las había hecho antes, pero estaban grabadas como demos, las quise recuperar y ponerlas en un hogar, yo no quería que eso se perdiera, que no estuvieran en un documento firme. Entonces están todas esas canciones que te mencioné que ya había hecho, con otras nuevas que fui componiendo para acordeón.

“Vamo a gozá” también tiene otro significado, y es que al estar viviendo en Estados Unidos he podido tender puentes musicales, porque en Nueva York vive tanta gente y es como más fácil puedes conocer a Latinoamérica y el Caribe. Entonces, como nosotros hemos tenido ese pasado histórico común de ser una tierra indígena, luego europea y africana, pues estos ritmos han llegado a nuestras tierras y con los géneros indígenas que ya teníamos, se han juntado y han evolucionado diferente.

Pensé, que desde EE.UU. yo iba a hacer una fusión y crear un puente de hermandad. Nosotros los latinos somos los nuevos inmigrantes, por eso tenemos que unirnos para que nos tomen en serio, de que somos gente trabajadora. Este disco parte de esa posición política, inmigrante latina en Nueva York, es un disco hecho por una Dominicanyork.

Con Irka hablamos de muchísimo del sur dominicano y las músicas afroindígenas, pero por ahora sólo publicaremos esta parte. La artista sigue en el país promocionado su CD “Vamo a gozá” búsquelo, escúchenlo y síganla. Una gran mujer de la música.

#mujerymusicadominicana #irkamateo

 

Anuncios