El folklore en Vicente García. Otra escucha al disco A la mar

devotos en la cueva de banicaA estas alturas del camino creo que la mayoría ya tenemos una visión más amplia de “A la mar”, un disco que salió hace más de un año y que ha sido tan disfrutado, como apreciado y premiado, justamente. Con un título y concepto que nos siguen pareciendo tan coherentes hemos querido iniciar el año con este primer post, especial, y dar una nueva escucha al folklore en la mirada de Vicente García en las canciones de este disco.

El hecho de que varios temas se hayan difundido tanto y que la musicalidad, líricas y visuales del disco se hayan impregnado en nuestros oídos y mentes de tal forma, quisimos escuchar de otra manera las canciones con mayor inclinación folklórica.

She prays, Bohío, La Paloma, Zafra Negra, A la mar. ¿Cómo nos suenan ahora que entendemos el disco en su contexto?  En varias ocasiones ha sido el mismo Vicente García quien ha explicado sus canciones “La idea fue ir a los orígenes, no crear canciones comerciales o radiables” expresó a Diario Libre en una entrevista reciente.

El Bamboulá, la Salve, el Gagá, Pri Pri, Merengue Ocoeño, el Congo acompañan cada historia y cada imagen reflejada contiene cantidad de simbologías de lo taíno, africano y caribeño. Respecto a su búsqueda del folklor y el proceso creativo Vicente comentó en la entrevista “En esos años empecé a viajar muchísimo, a participar en Fiestas de Palos, a escuchar las canciones de Luis Días y me inscribí en los talleres de etnomusicología afroantillana que imparte el Centro León¨.  También ofreció detalles de la producción con Eduardo Cabra “Tuvimos que sentarnos a pensar qué era lo que perseguíamos, si emular el folclore o sintetizarlo de una manera muy personal. Todo resultó en un sonido actual que contrasta con el folclore”.

Pero vamos a las canciones:

En A la mar, se nos cruzan las voces y los toques de congo y palo echao, en She prays, caminamos por los senderos de las fiestas a San Rafael en Samaná, con los toques de Bamboulá y la presencia espiritual de Bertilia Peña. Zafra negra es Gagá, con afro beat, La paloma es una salve tradicional, en Bohío la atmósfera sonora es… inexpresable, suena un mayohuacán que nos avisa algo, nos advierte, nos interpela al inconsciente colectivo, ese de nuestros ancestros más ocultados. Otras como Amor pretao suena a una bachata con quejido, un canto hondo, La esquinita también es bachata con alegorías a mitos tainos. Pa nuevayork la tradición del canto en su fibra más sensible, afrodescendencia en américa. Mal de amores reviste de las voces de salve una bachata, de amargue. Espuma y arrecife tiene un cierre épico de congo con gaitas ¡que todavía nos emociona al escuchar!

Lugares, ritmos, ritos y culturas locales y todo ese universo musical, culinario y religioso. El Palo Echao, Pri Pri, Salve, Merengue Ocoeño, Bachata, Cumbia, Reagge, Son, Ska, son elementos musicales resaltados, siendo los Congos un toque clave en la obra, en la que el folklor conecta todo. “Hoy día me siento más dominicano que nunca porque el disco me llevó a conocer personas y costumbres que desconocía”, expresó al citado periódico.

Por lo que, retomamos la idea inicial, de que este disco devela una honda búsqueda espiritual del artista y un despertar hacia su consciencia y cultura. Creo que, a parte de los grandes méritos del disco, el hecho de lograr esta realización desde el interior a lo complejo y presentarlo de forma tan llana es lo más laudable.

No dejen de leer las historias detrás del disco en la web del artista AQUÍ 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s