Visiones de lo taíno en la música alternativa dominicana

“¿Dónde está mi pasado? ¿Dónde está mi prehistoria? ¿Dónde está Enriquillo? ¿Quiénes nos dejaron sin identidad?”. Tribu del Sol – ¿Dónde están?

“¿Qué le pasó a la gente que ahora vive aquí, que no parece ni Arawak ni Macorix?
¡Qué extraño! ”. Vicente García –Bohío.

“Esta herencia mía, es fusión Afrotaína”. Carolina Camacho –Los tambores.

El pasado 12 de octubre nos sigue recordando qué tanto nos hace falta un revisionismo histórico que posibilite una mejor valoración de nuestra cultura y la herencia taina. Creo que “celebrar” es continuar repitiendo una historia desde la versión colonial; pero sin entrar en más detalles, ha sido precisamente la música dominicana, la que denominamos como alternativa la que nos ha motivado a hacer un repaso.

La música que acompaña todas estas letras está enmarcada en la utilización de instrumentos de herencia taina, en algunos casos, o de referentes musicales que han sido homologados por herencias en común. Las letras son sin dudas el componente más evidenciado, como hemos escuchado.  Así que, con este post pretendemos aprovechar la ocasión para mencionar a algunos músicos que desde esta escena (o no, en algunos casos) han referido su visión de lo taíno.

A la memoria nos llegan inmediatamente las letras de muchas de estas canciones, que por lo general cuestionan la versión de la historia que han oficializado y a la vez contraponen a la sociedad contemporánea a que se mire desde ese pasado, que es propio también. Desde el rock local tenemos algunos ejemplos, como la banda Guaitiao en su canción “Perdidos en la historia” y Tribu del Sol en una canción de su CD “Buscando una razón”.

Tribu del Sol  – ¿Dónde están?

(Desde el minuto 41:44)

Haciendo honor a la verdad, tendríamos que destacar algunos trabajos musicales que son los que con mayor consistencia se han orientado hacia lo taíno, como es el caso de Irka Mateo, que desde muchos años antes de su disco “Anacaona” ya venía haciendo investigaciones de esta herencia musical en los campos del sur dominicano; el alcance de su trabajo es muy amplio, siendo actualmente una representante de temas relacionados en centros educativos y culturales fuera y dentro del país.

Irka Mateo –Taínos.

Asimismo podemos mencionar a José Duluc quien desde su disco “Pánico” ha sido especialmente crítico con la visión colonial que aun lesiona lo ancestral. Posteriormente otras generaciones de la fusión en agrupaciones como Batey conceptualizaron el tema de la lengua y aspectos del sincretismo religioso en su disco “Arrayano”; más recientemente Carolina Camacho ha enfatizado temas de la mitología taina y la cosmovisión de la naturaleza y ancestralidad, tanto  en los dos discos de su carrera “Atabey” y “Afrotaína”, como en su single entre ambos “Los tambores”. Su manera de ver esto como en enclave en la diversidad cultural de todo lo dominicano es un discurso muy actual y constructivo.

Carolina Camacho – Los tambores.

Una mención especial para Luis Días y su libro de poemas “Tránsito entre guácaras” en los que recrea mitos taínos, así como sus referencias en varias canciones y en obras musicales como “Areito #1” junto a José Duluc y varios músicos. Justamente, también se han re-significado el legado taíno, su historia y cultura en discos conceptuales como es el caso de Juan Luis Guerra con su disco “Areito”, y del EP “Transporte mental” de la banda Jobo y en canciones de un alto contenido simbólico como “Bohío” de Vicente García.

Vicente García – Bohío.

Todos recordamos la famosa frase de “Somos un agujero en medio del mar y el cielo 500 años después. Una raza encendida, negra, blanca y taína ¿Pero quién descubrió a quién?  de Juan Luis Guerra en El costo de la vida de su disco Areito.

Jobo – Mi reflejo.

 

Artistas como Patricia Pereyra han incluido en sus líricas referentes e incluso roces en su musicalidad, entre otras. Jonatan Piña Duluc & El Trío también han expresado su punto de vista con “No somo’ indio’”, una frase muy popular. En “Bay of arrows” del disco Opus de las matas de Toné Vicioso cuenta la historia de la bahía de las flechas en Samaná, como contrapeso a la supuesta docilidad con que el indio recibió al español en esta isla.

Jonatán Piña Duluc & El Trío – No somo indio.

(Desde el minuto 31:34)

Recientemente escuchamos algo de Adriel, un productor musical con un concepto de serie muy futurista, que ha tomado a la cacica Anacaona como motivo para “Invaders II: Anacaona Visions,” una mirada futurista y bastante abstracta en base a su estilo de electrónica. Creo importante referir a “El castigador” de Rita Indiana en la cual refiere los siglos de abuso a la isla y que sobre todo en el video, podemos entender como un sumario de su ideología isleña, sincretismo religioso y conciencia social. Asimismo, elementos del Liborismo mencionados en muchas canciones en un contexto de reivindicación de la pertenencia de la tierra por el nativo y los saberes ancestrales que nos da la misma.

Anuncios