Patato, aniversario de la partida del alma y tambor del baile folclórico dominicano

Ramoncito Patricio Pimentel ¡Cariñosamente PATATO!, así le escuchábamos  presentarse al final de cada show.

Se caracterizó por ser una de las voces más altas en el ámbito cultural, considerado  un virtuoso de la percusión fue uno de los más grandes defensores de los toques  tradicionales  y conocedor de muchísimos cantos folclóricos dominicanos.

 Se inicia en el arte a la edad de 13 años con el profesor Fradique Lizardo, con el que adquiere la experiencia  y los conocimientos de la historia folclórica de nuestro país; más tarde  se convierte en un replicador de esos conocimientos en cada organización o grupo por donde pasaba.

Era una enciclopedia folclórica a la mano de las nuevas generaciones que encontró a su paso.

Durante su trayectoria se dedico a formar jóvenes en la percusión, haciendo aportes en las bases de los bailes. Patato, dejó un legado de nuevos talentos artísticos de la percusión en casi tres generaciones de músicos.

Admirado y respetado por las generaciones contemporáneas a él y muy querido por las nuevas generaciones, a pesar de poseer un carácter fuerte y testarudo, era sumamente solidario, cariñoso y siempre estaba presente en los momentos importantes; su esencia  siempre fue como la de un niño y siempre se mostró respetuoso y orgulloso de su trabajo.

Fue director musical de los principales grupos del país tales como: Ballet del Ministerio de Turismo, Ballet de la Cámara de Diputados, Ballet de La Universidad Pedro Henríquez Ureña, Ballet Conspiración, Ballet Folklórico del Ayuntamiento de Santo Domingo Norte.

Cabe destacar que dio su corazón por dos agrupaciones de danza que son: el Teatro Popular Danzante de Doña Nereyda Rodríguez, madre postiza que le otorgó la vida, fenecida varios días después de su muerte y El grupo Folclórico y Afroantillano Sangre Mulata en donde fue director musical por 21 años, junto a su amigo y hermano del alma el Sr. Benedicto Ángeles. Trabajó por un largo tiempo en los EE.UU. siendo uno de los pioneros en llevar la diversidad cultural de nuestro país más allá de nuestra frontera; junto  Mario Rivera conformó los grupos “Los Amigos Del Ritmo” y “La Cofradía”.

Su trabajo le permitió pasear por el mundo el sincretismo cultural dominicano, este visitó más de 20 países como músico. Al momento de su muerte  en septiembre del 2011, disponía a regresar a Nueva York.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s