La Güira y los Güireros (1)

Voy pa’ Cayo Arena

a cantar de veras

con la güira e’ Yapo

en un bote e’ vela.

Según Carlos Stasi en: Ambigüedades en las representaciones de la güira dominicana, “los sofisticados desarrollos técnicos y musicalidad asociados a la güira contrastan con la percepción general de ella como algo extremadamente simple, tocada por personas que no son necesariamente consideradas músicos de verdad.”

Sin embargo, este instrumento, aparece en diferentes grupos instrumentales de la música tradicional y popular dominicana, con caracterizaciones organologías y formas de interpretación muy particulares, lo que le confiere un importante rol dentro de nuestra  gran diversidad de estilos musicales.

El Guayo, genéricamente, pero en forma impropia llamado Güiro, es el instrumento omnipresente en las manifestaciones musicales dominicanas, afirma  Fradique Lizardo. El uso de la güira en la música dominicana es muy amplio; en el folclor su presencia se encuentra en los grupos de palos o atabales, en la Salve, el Pri Pri, el Machacó, la Mangulina, la Sarandunga y en el Merengue, en sus variantes folclóricas, como Merengue cibaeño (perico ripiao), Merengue Redondo, y otras; así también en los diferentes estilos populares del Merengue popular y la Bachata.

La Güira

Es un instrumento metálico de forma cilíndrica con una superficie de acero inoxidable llena de agujeros, que junto a una pieza denominada gancho, conformado por un agarrador de madera con alambres insertados en forma horizontal, que sirve como raspador, emite su sonoridad.

La construcción del instrumento, sobre todo a partir de la popularidad en el Merengue desde la década 70 ha ido profesionalizándose. En grupos de tradición folclórica todavía se pueden ver güiras hechas de hojas de zinc y laminas de aceite, y ganchos con 2, 3 y 4 alambres; algunas son cerradas en cono, y otras abiertas, sobre todo las que son hechas de latas, perforadas y dobladas, y sin mango; el gancho puede estar hecho con un pedazo de madera y rayos de bicicleta o alambre. Mientras que en la construcción profesional, se estilan tamaños de 18” x 12” aproximadamente y se utiliza el acero inoxidable, con el mango soldado y el gancho puede tener hasta 10 alambres de 12,5 centímetros de largo.

Los  Güireros

Sin duda, en otros contextos culturales, es posible que un güirero sea visto como un músico de verdad, como todos los otros, afirma Carlos Staci, quien cita en su estudio los casos de ciertos instrumentistas:

“Uno de ellos era famoso por ser un comediante e imitador del presidente del país, otro, una integrante de una agrupación femenina, por sus coreografías y sensualidad”.

Por lo general, estos músicos no son reconocidos como ejecutantes de su instrumento, incluso, ni por sus nombres, asumiéndose como personajes, tales como “Moreno Güira”, “Manuel la Güira” y otros.

Sin embargo, en nuestra música popular existen casos de güireros muy reconocidos, sobre todo aquellos que a su vez han sido cantantes en orquestas de merengue, como son los casos de: Johnny Ventura (Luis Pérez y Orquesta, 1960), Luis Sánchez (Johnny Ventura y su Combo Show, 1967), Francis Santana (Rafael Solano & Orquesta, 1968), Frank Cruz (Feliz del Rosario, 1968), Vinicio Franco (Rafael Solano & Orquesta,1970), Rico López (Rafael Solano & Orquesta, 1970) y Sexappeal (Ramón Orlando y Orquesta, 1999).

Algunos de los Güireros más populares son:

Pablo Cruz “Pablito Barriga”. Orquesta de Johnny Ventura y su Combo Show

Cesar Ozuna. Orquesta de Wilfrido y Los Beduinos (1974)

José Lucía. Orquestas de Dionis Fernández (1980) y de  Sergio Vargas (2000)

Cacheíto Martínez. Orquesta de Sergio Vargas

Teresa Domínguez “Juana la Cubana”. Orquestas de Las Chicán (1986) y de Miriam Cruz y sus Chicas (1995)

Rafael Germán “Yapo”. Orquesta de Juan Luis Guerra

Voy, en un bote e’ vela

Voy, con inspiración

Voy, la güira la llevo

Voy, en el corazón.

* La fuente de algunos datos son de:

Juan Luis Guerra “Cayo Arena”, en: A Son de Guerra. 2010

Gustavo Ubri. Entrevista personal. 2011

Fradique Lizardo “Instrumentos musicales folklóricos dominicanos. 1988.

Carlos Staci “Ambigüedades en las representaciones de la güira dominicana”. En: El merengue en la cultura dominica y del Caribe. 2006.

Josué Santana y Edis Sánchez. La música folclórica dominicana. 2010

Anuncios

2 comentarios

  1. Creo k hay k prepararse bien en cuanto ala percubsion xk no solo guira debe tocar los guireros apenas avemos muy pocos de las nuevas generaciones k tocamos mas de un instrumento

  2. El güirero es músico, que sería del merengue o la bachata sin la güira, simplemente no serian lo que son.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s