Liborio no come pendejá

A mediados de semana nos enteramos por varios medios de comunicación de la noticia de que en el patio de la Academia de Ciencias de la República Dominicana será colocada una imagen en homenaje a Liborio Mateo.

Una iniciativa del sociólogo Dagoberto Tejeda y que fue acogida por esta instancia científica. Tejeda expresa en un comunicado que “¡la figura de Liborio en ese lugar es una provocación subversiva para las elites gobernantes!”.

 Pero, ¿Quién es Liborio, Papá Liborio, el Dios Liborio? Liborio Mateo Ledesma  (1878-1922),  fue un sacerdote de la religiosidad popular, el mesías dominicano, un líder campesino, guerrillero, revolucionario, luchador antiimperialista, un santo.

Hoy leo una nota de mi amigo Yoe Santos en su Facebook que lo define como un “ héroe sin capa, en chancletas, pone a nuestro modo de ver, la epicidad, en cualquiera, en un “don nadie” – es decir, en un ciudadano/a, más allá de las pretensiones de la exclusión, los estigmas, las visiones ciclópeas y elitarias, las violencias o las invisibilidades, implícitos en democracia sensitaria”.  

Por esto quisimos hacer este aparte algo atípico en nuestro espacio, a Liborio, porque entendemos que Dagoberto, el INDEFOLK, la Academia de Ciencias, los San Juaneros, sureños, dominicanos, campesinos, revolucionarios, los servidores de misterios, estamos con esta acción homenajeándole y reconociéndonos en sus valores, que son muchos, este es “el personaje popular más importante y trascendente del siglo XX”, apunta Dagoberto.

Con un diseño del joven artista Rafael Antonio Bautista Valdez, esta estatua será próximamente inaugurada en la zona colonial de Santo Domingo, en la calle Las Damas, casi esquina Conde, con tocadores de palos, cantadores de salves, con ustedes y con nosotros.

Liborio  no come pendejá,  no le come a nadie pendejá.

Anuncios